GATO SIAMÉS

Hoy continuamos aprendiendo las características de las razas del mundo, pero esta vez le toca el turno a los felinos, concretamente a una de las razas más populares, el Siamés.

Origen: Su origen no está demasiado claro pero todo apunta a que la cría de este animal comenzó en oriente, lo que hoy sería Laos, Camboya o Tailandia. Se dice que el rey de Siam, lugar de donde toman el nombre, tenía predilección por esta espectacular raza y que guardaba receloso en sus dominios a este tesoro de la naturaleza.



Sea como fuere, en 1871 el gato Siamés se dio a conocer al mundo occidental, en la exposición felina de Londres, extendiéndose rápidamente su popularidad por todo el mundo.

Carácter: Si me he decidido a poner en primer lugar a este gato es sencillamente por su peculiar carácter. Mucha gente se decide por tener un Siamés como compañero y muy pocas veces se advierte de los "contras" de esta raza. Creo que es conveniente avisar que es un animal exigente y no es recomendable para aquellas personas que pasen mucho tiempo fuera de casa. Cuando se
acostumbra al dueño desarrolla una dependencia bastante alta en comparación con otras razas y reclamará nuestra atención con mucha frecuencia. Es por ello que es uno de los gatos más habladores que existen, pudiendo emitir muy diversos tipos de maullidos para comunicarse con su amo, lo que le convierte así mismo, en un gato un poco escandaloso. Recomiendo desde el primer día fijar, con claridad y paciencia, los límites que no estamos dispuestos a permitir que sobrepase. Esto lo digo porque es un gato de fuerte carácter y muy nervioso así que, aparte de disciplina, debemos hacer bastante ejercicio con él.

Por lo demás, si estás dispuesto a pasar mucho tiempo a su lado, es un gato impresionante que se adapta de maravilla a familias numerosas o a otras mascotas, pues hay quien le considera menos territorial que el resto de felinos. Como todos los gatos recela de los extraños y ama la intimidad de su hogar, sea una casa grande o pequeña.

Aspecto: Es un gato esbelto, de talla media, no demasiado grande. Por lo general presenta colores oscuros en cabeza, hocico, patas y cola siendo más claros en el resto del cuerpo. Es representativo de esta raza el intenso azul de sus ojos. En cuanto a enfermedades, pese a no ser un gato muy delicado, puede sufrir del corazón.

2 comentarios:

  1. Una gran raza la del gato siames, tengo un gato diabético desde hace tiempo, de esa raza y a pesar del trabajo que me da estoy muy orgullosa de que todavía siga a mi lado.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario Akasha. No alegra muchísimo que tu siamés siga a tu lado y que tenga una dueña tan fantástica como tú. Que disfrutes muchos años de tu gato, un abrazo.

    ResponderEliminar