LIMPIAR PEQUEÑAS HERIDAS [TUTORIAL EN 1 MINUTO]

Hola Cuidacanes. Hoy empiezo una nueva sección en el blog, los tutoriales de un minuto. Consejos de cuidados veterinarios breves y concisos, empleando para su realización los medios de los que disponemos habitualmente en casa.

Inauguramos la sección con un "tutorial en un minuto" sobre cómo desinfectar las heridas de nuestras mascotas, sobre todo de nuestros perros, que por lo general están más expuestos a este tipo de lesiones. Los perros tienen una gran tolerancia al dolor, cuando se rasguñan lo más fácil es que ni se den cuenta, sólo ya cuando la lesión es grave mostrarán signos evidentes de dolor. Todas las heridas, por muy pequeñas que sean deben ser limpiadas si queremos evitar infecciones u otras complicaciones más severas.

Lo primero que haremos será, con una gasa mojada en agua caliente, limpiar la zona de la herida de posibles residuos. No debemos usar algodón en el tratamiento de heridas o zonas delicadas, ni en perros ni en gatos, pues desprende restos que pueden ocasionar más complicaciones.

Con una gasa seca iremos limpiando, siempre de dentro hacía afuera, todos los residuos restantes. Si la herida no tiene síntomas de infección y no está demasiado sucia bastará la limpieza con agua. Si por el contrario está muy sucia u observamos signos de infección usaremos un desinfectante. No usaremos alcohol pues es demasiado agresivo y molestará al animal, podemos usar yodo o agua oxigenada, diluidos con agua para su aplicación. Hasta que la herida esté bien seca tendremos cuidado de que el animal no intente lamerse, pues sino se volvería a infectar.

Si la infección es demasiado grave y hay pequeños bultos por la zona tendrás que acudir al veterinario. Recomiendo hacer una pequeña inspección del animal después de cada salida, así evitaremos posteriores sustos y mantendremos sano a nuestro peludo. ¡Hasta la próxima!

0 comentarios:

Publicar un comentario