AGUA QUE DEBE BEBER UN GATO Y UN PERRO

Saludos amigos. Una de las características biológicas que compartimos los seres humanos, los gatos y los perros es que somos animales mamíferos. La norma general indica que todos los animales agrupados en esta clasificación estamos formados, en un porcentaje muy alto, por agua. Es por ello que para vivir necesitamos diariamente ingerir una cantidad razonable de este líquido elemento.
Nuestras mascotas tienen exactamente la misma necesidad y muchas veces no se tiene tanto en cuenta como se debiera.

En el caso de los gatos, la ingesta de agua toma una especial relevancia. Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones los gatos provienen de climas semi desérticos. Esta herencia les permite no tener que reclamar agua con frecuencia, puesto que en su entorno natural rara vez pueden beber. Lo que origina este comportamiento son severos problemas de riñón que pueden acortar muy notablemente la vida de nuestro felino. Para prevenir estos problemas, proporcionaremos al gato una comida de calidad, si puede ser, rica en omega 3. Para la ingesta de agua colocaremos varios recipientes por la casa con agua, que renovaremos de vez en cuando. Existen fuentes automáticas que mantienen el agua fresca, simplemente hay que acostumbrar al animal para que beba en ellas.

En el caso de los perros, según estudios clínicos, estos metabolizan 50 ml de agua por kg de peso y día. Es decir, si el animal pesa 20 kg deberá beber como mínimo 1 litro de agua. Ahora bien, yo no soy partidario de ecuaciones matemáticas en relación a seres vivos ya que 1 litro de agua es una cantidad insuficiente, pues no todo lo que se bebe se metaboliza, debido a que influyen muchos factores tanto externos como del propio animal.


A diferencia de la comida, que en el caso de los perros sólo debemos servirla en el momento que tengan que comer, el agua siempre estará disponible para nuestras mascotas sea de la especie que sea. Los recipientes para el agua deben ser de un tamaño relacionado con el del animal. Yo particularmente recomiendo los recipientes metálicos ya que el plástico absorbe sabores y a la larga desprende sustancias tóxicas nocivas tanto para nuestras mascotas como para nosotros.

Si vives en una zona con agua muy densa, de fuerte mineralización, no está de más, en el caso de los gatos, alternar de vez en cuando el agua corriente con agua mineral, recordad que los problemas de riñón es una afección muy común en los felinos.

Si vuestro animal no bebe apenas agua o bebe demasiado acudid urgentemente al veterinario ya que puede indicarnos algún problema de salud. Para terminar, me gustaría recordaros que el agua debe servirse fresca que no fría.

¡Hasta la próxima!

0 comentarios:

Publicar un comentario