HABÍA UNA VEZ UN CIRCO

En los tiempos que corren, el circo se ha convertido en un espectáculo poco
habitual donde sólo los grandes espectáculos de renombre parecen sobrevivir. Realmente es triste que tantas familias que han vivido siempre de maravillar y hacer reír a grandes y pequeños no vean futuro en su profesión. Ahora bien, en Cuidacan jamás apoyaremos el circo con animales. Existen espectáculos circenses tan maravillosos como el "Circo del Sol", una mezcla de magia y teatro únicos, que no necesita atraer a sus miles de visitantes con el gancho de los animales.

Habrá circos que respeten a sus animales pero por norma general, como han demostrado cientos de investigaciones, los animales son maltratados, torturados, entrenados con métodos terribles, viviendo en condiciones penosas, sufriendo enfermedades, viajando en espacios mínimos, resultando heridos
durante el espectáculo y los entrenamientos, sufriendo un maltrato constante tanto físico como psicológico donde la única vía de escape a todo este infierno es la muerte que les suele llegar antes de lo normal.

Es la cara más terrible del adiestramiento. Realmente no es adiestramiento, es el empleo del miedo para lograr una acción que agrade a un público inconsciente. El dinero por el dinero, donde el fin justifica cualquier medio. Los centros dedicados a suministrar animales a los circos, las llamadas "granjas" tratan de manera brutal a sus
animales, destruyendo sus instintos, convirtiéndolos en máquinas para que respondan bien a los trucos, enseñados siempre mediante el contacto físico (golpes), jamás usando métodos positivos.

Es abominable llevar a los más pequeños de la casa a este tipo de espectáculos, que aunque son muy bonitos visualmente, no sabemos lo que hay detrás y posiblemente estemos financiando la tortura en su estado más salvaje e inculcando en nuestros hijos una falta de respeto por la naturaleza desde su niñez.

Por supuesto, si cualquier animal se rebela, como sería lo natural, acaba siendo asesinado de la forma más brutal. Por todo esto, desde Cuidacan queremos alzar nuestra voz para decir: ¡NO AL CIRCO CON ANIMALES! Y sí al circo sólo con artistas.

0 comentarios:

Publicar un comentario