MAL ALIENTO EN LOS PERROS [TUTORIAL EN 1 MINUTO]

Muchos propietarios de perros, aunque quieren mucho a sus mascotas, no soportan su mal aliento. El mal aliento no sólo es desagradable, sino que puede ser un indicativo de un problema de salud. Igual que sucede en los humanos, la principal causa del mal aliento es la mala higiene dental. En los dientes se acumula una especie de costra producida por los restos de alimentos, llamada placa dental. En esta placa dental se van pegando los minerales de la saliva y los restos de alimentos configurando lo que conocemos como sarro. Al igual que el de los humanos, el sarro de los perros tiene un color amarillo oscuro.

El problema del sarro es que sirve de alimento a las bacterias. Las bacterias atacarán  los dientes y las encías y causaran el mal aliento tan característico. Las bacterias pueden eliminar toda la encía y dejar los dientes al aire, con los consiguientes problemas que eso conlleva. Para mantener la dentadura de nuestro perro en buen estado se recomienda:

- Cepillar los dientes al perro una vez al día. La gran mayoría de la gente no le da ninguna importancia pero aunque os resulte raro es muy necesario. En las clínicas y centros especializados encontraréis los productos adecuados para vuestro perro, ya que no son exactamente igual que los que
usamos los humanos.

- El pienso seco, al ser un alimento duro ayuda a que se desprenda el sarro. Algunos de los alimentos para perros contienen sustancias que impiden la formación de la placa dental. Así mismo hay unos productos, con forma de hueso o similar, que ayudan a que la placa se deshaga.


- Existen incluso juguetes que ayudan a mantener sanos los dientes de nuestros perros, todo es cuestión de buscarlos e informarse.

Ahora bien si tu perro tiene unos dientes sanos pero tiene un aliento muy desagradable es necesario que acudas a tu veterinario ya que el mal aliento también puede ser causa de enfermedades más graves como una diabetes o un problema de hígado.

0 comentarios:

Publicar un comentario