EL FRIO Y ABRIGOS PARA PERROS

Saludos amigos. ¿Viene el frío? Necesitas un abrigo, pero, ¿y tu mascota también lo necesita? Lo peor de esta época son con los cambios de temperatura dichosos, pasamos del calor al frio con demasiada brusquedad. Lo más adecuado sería mantener en el hogar una temperatura suave, lo suficiente para que no pasemos frío pero para que necesitemos vestir dentro de casa una ropa acorde con la estación del año. ¿Habéis probado a arroparos con vuestras mascotas? ¡Seguro que sí!


No hay nada mejor que estar calentito con tu mascota cerca, es una sensación reconfortante, inscrita seguramente en nuestro ADN dado que nuestros antepasados primitivos ya se refugiaban en sus cobijos junto con sus aliados caninos. Recordemos que la temperatura habitual de un perro o de un gato oscila entre los 38 y 39 grados centígrados ¡son auténticas estufas!

En esta época también aparece la misma pregunta: ¿es necesario vestir a mi perro cuando salimos a la calle? Hace aproximadamente una década apareció la "moda canina" y con ella sus grandes admiradores y detractores. Yo no quiero meterme en debates morales sobre la idoneidad de poner ropa a un animal.


Lo que sí os digo es que tanto perros como gatos tienen la piel preparada para soportar temperaturas adversas. Los perros de pelo muy corto o sin pelo, como los crestados, notan más las inclemencias del tiempo que otras razas como pudieran ser las siberianas. 

Hay fabricantes de textiles para mascotas que no piensan en la moda sino en la comodidad del animal y crean prendas realmente útiles. Creo que esa es la clave para responder a la pregunta que antes os formulaba: ¿realmente lo hago por su salud o porque quiero que tenga una determinada apariencia?Dicho esto, tenemos que asegurarnos que las prendas que usemos no originen hongos en la piel de nuestra mascota ni tampoco ocasionarle ninguna reacción alérgica. Es relativamente sencillo acostumbrar a un perro a un chaleco u otra prenda, recordad hacer siempre las presentaciones del textil en positivo y progresivamente.

¡Un saludo salvaje!

0 comentarios:

Publicar un comentario