EN NAVIDAD NO REGALES VIDAS

Hola amigas/os. Los Cuidacanes tenemos que ser así de tajantes en este aspecto: no regales vidas en navidad. Es preferible recurrir a los clásicos juguetes, perfumes, corbatas, etc. pero nunca a una mascota. Alguno podrá pensar que un perrito o un gatito con un lazo es el mejor regalo del mundo, el problema es que los refugios están repletos de "regalos de navidad".

Ahora esas pequeñas criaturas tan adorables serán como pequeños peluches divertidos y juguetones, sin embargo, el verano del año que viene esos animales habrán crecido y tendrán muchas necesidades que hoy en día no todo el mundo ni quiere ni puede mantener.

Las compras de navidad suelen ser decisiones impulsivas y poco premeditadas, objeto del capricho de algún "peque" de la casa por norma general. Para tener una mascota hay que llegar a un consenso familiar, siéntate con tu familia y responde con sinceridad estas cuestiones:



1 ¿Tienes recursos para mantenerla económicamente incluyendo gastos veterinarios?

2 ¿Tu hogar es el adecuado para una mascota?

3 ¿Qué personas podrán hacerse cargo de ella y durante cuanto tiempo al día?

4 ¿Tienes una familia con predisposición a viajar durante mucho tiempo?

 5 ¿Hay personas alérgicas (al animal) en el grupo familiar o con severos problemas de respiración?

6 ¿Estás dispuesto a que durante el proceso de aprendizaje la casa sufra desperfectos?

7 ¿Tenemos paciencia y tiempo para educar, jugar y socializar al animal?

8 ¿Asumes que el animal soltará pelo por la casa?

9 ¿El nuevo animal será compatible con alguno que ya tienes?

10 ¿Va a ser feliz con vosotros?


Hazte estas y otras preguntas similares y si realmente crees que estás preparado entonces adelante, miles de animales esperan en los refugios una nueva oportunidad. Pero jamás de los jamases regales una vida de forma impulsiva, sin consensuar, por sorpresa, por ceder a las pretensiones de tu hijo/a o pareja. La vida de cualquier ser vivo es un privilegio que no se puede regalar a la ligera.

0 comentarios:

Publicar un comentario