EL ARENERO DEL GATO, REPASO GENERAL

Seguro que recordáis que el arenero del gato fue uno de los primeros temas que tratamos en esta web. No es que queramos repetir el contenido de aquella entrada sino matizar algunos conceptos dado que la semana pasada, hablando de la toxoplasmosis, os dijimos que es fundamental mantener el arenero limpio.
 
Vamos a recordar los consejos básicos:
 
- El arenero debe colocarse en un sitio tranquilo, alejado de grandes ruidos.
 
- Priorizaremos la comodidad del animal frente a la estética del arenero. Esto quiere decir que compraremos areneros baratos en forma de bandeja, de profundidad media (unos 7-10 centímetros) fabricados en plástico, ya que es más limpio y resistente, sin cubierta ni elementos mecánicos. No digo que los areneros cubiertos sean peores, pero es más difícil acostumbrar al animal a usarlos y puede ser que algún día el mecanismo de la puerta se atasque, causando una experiencia negativa al animal quién lo desechará inmediatamente y buscará otro lugar para hacer sus necesidades. También existen areneros cubiertos sin puerta pero su tamaño me parece excesivo para lo que son en realidad, son poco prácticos y nada cómodos para el animal.
 
- Posibilita un acceso fácil al arenero, no lo pongas en sitios con muchos obstáculos.
 
- No juntes el arenero con el plato de la comida ni el agua, recuerda que a nadie le gusta comer en el baño.
 
- Utiliza arena aglomerante, es la más cómoda. Con una palita recogeremos diariamente todos los grumos que origine el gato. Conviene que los utensilios de limpieza del animal no se mezclen jamás con utensilios de cocina y se limpien de forma independiente. Recordemos que el arenero puede ser el origen del contagio de la toxoplasmosis por lo que tomaremos todas las precauciones necesarias.
 
- Salvo que la bandeja esté evidentemente sucia, la arena no la vaciaremos sino que echaremos más arena conforme vaya bajando el nivel. Mezclando la arena vieja con la nueva nos aseguraremos que el gato no rechaza el arenero y así nos ahorraremos un buen dinero. Aunque en las instrucciones de la arena ponga que hay que cambiarla totalmente esto sólo es una estrategia para vender.
 
- Pon un rascador cerca del arenero. Es posible que el gato quiera afilarse las uñas después de hacer sus necesidades. También podemos usar una tela áspera (tipo felpudo) para colocarla debajo del arenero y que el gato la utilice para rascar. Recuerda que el gato escarbará en la arena y si no hay nada debajo del arenero es posible que se ensucie el suelo.
 
 Si tenéis una vivienda pequeña y pensáis que el arenero ocupa demasiado espacio en una habitación podéis buscaros formas imaginativas de colocar la bandeja en sitios más prácticos, como pudiera ser en el interior de un mueble con abertura. Con un poco de imaginación hay miles de posibilidades pero recordad que la clave del éxito es la comodidad y el fácil acceso.

Ejemplo de mueble customizado para ocultar bandeja


0 comentarios:

Publicar un comentario