SÍNDROME UROLÓGICO FELINO

Un denominador común en los problemas de salud en los gatos son los riñones . Como ya hemos hablado en otras entradas, por ejemplo aquel día que tratamos la obesidad en los felinos, la mala alimentación así como su exceso puede fomentar patologías urológicas. Hoy vamos conocer un poco más sobre el síndrome urológico.
 
Un síndrome es una enfermedad que puede tener muy diversas causas. Los efectos palpables de este síndrome son la acumulación de orina por obstrucción de la uretra. La comida provoca la creación de unos cristales que se transforman en una especie de arena que acaba formando un tapón o incluso piedras. Esta obstrucción impide que el gato orine por lo que la orina sube a los riñones pudiendo ocasionar problemas mucho mayores. Si llegasen a aparecer piedras debemos operar al animal.
 
 
 
 
Proceso del síndrome urológico
 
 
 
La sintomatología se reduce básicamente a que veremos a nuestro gato acudir con demasiada frecuencia al arenero e incluso orinando en sitios donde nunca antes lo había hecho. Como ya sabemos el orinar fuera de su bandeja puede estar provocado por otros factores, sobre todo en gatos no castrados. También podremos observar mucha apatía, un descenso de la actividad e incluso vómitos.
 
En cuanto a las causas bien es cierto que muchos machos son propensos a este síndrome, pero hay que añadir otros desencadenantes como el estrés, la falta de ejercicio y como ya hemos dicho (y no me cansaré de reiterar) la mala alimentación. Beber abundante agua también es fundamental pues puede ayudar a que los cristales se disuelvan. Recuerda que si tu gato bebe poco puedes probar a usar dietas húmedas.
 
Para salir de dudas lo mejor es que tu veterinario practique al gato una analítica y una ecografía cuando observemos los primeros síntomas.

0 comentarios:

Publicar un comentario