PLAYAS Y PERROS. RECOMENDACIONES BÁSICAS.

¡Saludos! Hoy en día, por muy lamentable que sea, la gran mayoría de playas prohíben la entrada de perros. No obstante, el aumento de los espacios playeros habilitados para estos animales va creciendo poco a poco. El disfrutar de un día de playa con tu perro es una experiencia muy agradable, sobre todo si a tu peludo le gusta el agua, por lo que te recomiendo que te informes sobre los espacios habilitados en tu país, comunidad o región. Ten presente que si acudes a una playa no autorizada las autoridades podrán imponerte una multa... y no están las cosas como para pagar multas.


Una vez que tenemos pensado acudir a la playa hemos de tomar una serie de precauciones. Mucha gente piensa que los perros son inmunes a los rayos del sol, pero no es así. Los perros de pelo grueso soportan mejor la radiación solar, pero no todos los perros tienen un frondoso pelaje que les proteja. Para ello, existen cremas protectoras especiales para perros que podrás adquirir en cualquier tienda de mascotas. Recuerda que no debemos usar productos humanos para nuestras mascotas ya que el PH de su piel es diferente. Protegeremos las zonas más expuestas al sol como la parte superior del hocico.

Cuando vamos a una playa muchas veces nos quitamos el calzado y la misma arena, o el cemento del suelo, nos abrasa la planta de los pies. Los perros no llevan calzado por lo que si el suelo que pisan está excesivamente caliente dañará sus almohadillas, generando irritaciones e incluso dermatitis. Para evitarlo, llevaremos a nuestro amigo por zonas de sombra e incluso, si es necesario, le llevaremos en brazos hasta la orilla (espero que si tenéis un mastín del pirineo o similar... seáis muy fuertes).

Una vez estemos en la playa debemos vigilar al perro constantemente. Por desgracia, hay gente muy guarra y mal educada que deja todo tipo de basuras en la arena, así que debemos tener cuidado para que el perro no ingiera algo que le pueda provocar daños. Por otro lado, a muchos perros les resulta apetecible la arena mojada porque está salada. Desviaremos esta conducta si se produjese para evitar que el aparato digestivo del animal se llene de arena.


Los perros son grandes nadadores pero no son peces. Así pues, no permitas que se adentre demasiado en el mar y no acudas a la playa cuando haya bandera roja. Por último,no me canso de recordaros que los golpes de calor pueden ser mortales, por lo que hidrataremos y remojaremos muy frecuentemente a nuestro amigo, sobre todo si es de raza tipo bulldog, carlino, etc.

Para terminar una reflexión propia: deberían darse cuenta los que critican la presencia de perros en las playas, que ensucian más las playas los humanos que los perros.

¡Disfrutad del chapuzón! ¡Un saludo... salvaje!


0 comentarios:

Publicar un comentario