EVITAR PELEAS ENTRE GATOS

Hola amig@s. Estamos teniendo demasiado trabajo durante estas últimas semanas y por eso no hemos actualizado tanto el blog como quisiéramos, pero os aseguramos que poco a poco retomaremos la actividad.
 
Hoy me gustaría hablaros nuevamente sobre nuestros amigos felinos. El gato, es por naturaleza un animal que prefiere eludir una pelea en lugar de enfrentarse a un ejemplar de su especie, pero en algunas ocasiones no encuentra otra solución. Las peleas de gatos se pueden dar tanto en nuestro propio domicilio, con nuestras mascotas, o en la calle, entre gatos callejeros.
 
 
 
 
Si somos testigos de una pelea tendremos que actuar con rapidez para evitar posibles heridas. Recordemos que un gato tiene afiladas uñas que pueden ocasionar daños oculares o heridas poco visibles que pueden llegar a infectarse posteriormente. Lo más práctico, cuando contemplemos una pelea, es hacer un ruido estruendoso, como pudiera ser dar una palmada. Haremos el mayor ruido posible, lo más cerca de los contrincantes para provocar que su atención se desvié hacia nosotros.
 
Nunca usaremos palos ni ningún otro objeto para disolver la pelea ya que podemos lastimar a los felinos e incluso hacerles creer que también nosotros queremos pelear. Recordad que la confianza de un gato se pierde enseguida, por lo que para ser un dueño responsable y actuar adecuadamente mantendremos la calma. Una vez el ruido producido les distraiga de su pelea no les acariciaremos durante un periodo de tiempo que no debe ser inferior a diez minutos, para evitar así reforzar la conducta indeseable y el estado de excitación. Cuando exista un ambiente de calma jugaremos con ambos gatos o les distraeremos para hacerles olvidar el percance, atendiendo siempre al lenguaje corporal de nuestros amigos, para evitar nuevas confrontaciones.
 
Y hasta aquí el consejo de hoy, recordad que podéis comentar lo que queráis y seguirnos por las redes sociales.
 
¡Un abrazo!

0 comentarios:

Publicar un comentario