SOY TU GATO, NO ME PIERDAS POR FAVOR

Saludos amig@s. A nuestros perros siempre solemos ponerles uno o varios collares, chapas de identificación y otros adornos. Sin embargo, a nuestros felinos les solemos dejar al natural. Pensamos que como solo salen de casa para ir al veterinario y poco más, no es necesario ponerles ningún identificador. Esto es un gran error.

Recordemos la naturaleza asustadiza de los felinos. Si por accidente un día nuestro gato se asusta y se escapa de casa, nos resultará mucho más complicado encontrarle si no hay nada (ningún elemento externo) que ayude a su identificación. En nuestro Facebook difundimos muchos casos de animales perdidos para solicitar la colaboración ciudadana, por eso cuantos más detalles diferenciadores puedas dar de tu mascota, será mucho más fácil encontrarla.



Antiguamente se pusieron de moda los tatuajes, pero no recomiendo esta técnica pues, al igual que ocurre en las personas, los tatuajes duelen y alteran la estética del animal permanentemente. Por otro lado, tenemos los collares (existen infinidad de variedades y colores) pero siempre tenemos que asegurarnos de que sea un collar que en caso de que el gato se enganche pueda soltarse para no ahogarse.

Por último, pero más importante está el microchip. El mejor método de todos y el que yo únicamente recomiendo. Los microchip los ponen los veterinarios y es un método permanente, invisible y que no supone ningún dolor para el gato. Se coloca en el lado izquierdo del cuello y contiene un código de números y letras exclusivo para nuestra mascota. Así, si el gato se pierde, bastará con pasar un lector especial por el cuello del animal para identificar a su propietario y así poder devolverlo a su hogar.

Y esto es todo por hoy, hasta la próxima. 




0 comentarios:

Publicar un comentario