GENTE SIN ALMA

Saludos amigos. Llámalo alma, llámalo conciencia, llámalo respeto por la vida, llámalo como quieras pero por desgracia hay gente que jamás tendrá tales atributos. A mi sinceramente, me entristece enormemente tener que denunciar casos de abandono como el que hoy os traemos, pero por otro lado creo que esta web y vosotros que me seguís, contribuimos a que no ocurran barbaridades parecidas.

Todo sucedió esta semana cuando la cámara de seguridad de la protectora de animales Os Palleiros, en Pontevedra (España), pilló "in fraganti" a dos individuos que arrojaron a su perro por encima de la valla del recinto.



Esta lamentable noticia no es nueva. Miles de mascotas son arrojadas por encima de la valla en refugios de todo el mundo, pero siempre impacta ver el desarrollo de los hechos. En el vídeo se puede ver como un primer sujeto intenta lanzar sin éxito al atemorizado animal, como si fuera un trasto viejo del que se quiere deshacer. Al no poder conseguirlo, el segundo ocupante del vehículo sale y le ayuda. Tal y como se puede ver, el perro cae desde lo alto de la valla, a una altura aproximada de dos metros y medio. Mientras el perro asustado y confuso se recupera del impacto, que posiblemente le originase alguna fractura, los individuos abandonan el lugar de los hechos sin mirar atrás, bajo la triste mirada del animal abandonado.



Llama la atención la sangra fría que demuestran estos dos impresentables, que en ningún caso parece que estén abandonando a su mejor amigo, a una vida indefensa. Está claro que esta gente no tiene ninguna clase de escrúpulo conciencia o respeto por la vida, ni la del perro ni la de nadie, hecho que remarca el estacionar el vehículo ocupando un carril de una carretera de doble sentido.

La protectora ya ha puesto el vídeo a disposición de la policía y confío que pronto caiga sobre esos impresentables todo el peso de la ley. Este tipo de sucesos son la manifestación de una sociedad enferma que cree los seres vivos son de usar y tirar, una lacra que solo se cura con la educación y el fomento del respeto hacia la vida.

¡Hasta la próxima! ¡Un saludo... salvaje!

0 comentarios:

Publicar un comentario