EL GATO, UN CARNÍVORO POR EXCELENCIA

¡Saludos! Una semana más vamos a tratar algún tema interesante, ¿qué os parece hablar hoy sobre la alimentación del gato? En alguna ocasión ya hemos hablado, más bien criticado, el alto índice de obesidad que existe entre los felinos caseros. La obesidad genera todo un abanico de enfermedades a nuestros felinos, de riñon, de corazón, de articulaciones, gástricos, etc.


A diferencia del perro y del humano, los gatos son carnívoros estrictos, es decir, los vegetales no les aportan nada. Esto es así en toda la familia de felinos, desde los más grandes como leones o tigres hasta los más pequeños, los gatos. 

Sé que hay gente vegana/vegetariana que tiene el quebradero de cabeza de, sin ser partidaria del consumo de alimentos de origen animal, tienen a un pequeño peludo en casa que solo piensa en comer carne, aunque sea en forma de pienso.



Como parece que a día de hoy todo está inventado, existen piensos para gatos vegetales, pero aunque puedan alimentar a un gato toda su vida, no les aportan todos los nutrientes que necesitan. Ahora bien, tampoco os penséis que los piensos basados en una dieta carnívora tienen únicamente proteínas.

Para hacer las bolitas de los piensos, la máquina que les da forma necesita que haya harina para poder moldearlos. La harina no aporta nada al gato, por eso muchos piensos llevan harina de pescado. Todo ello junto con cereales y otros componentes que "rellenan" el pienso.


¿Entonces qué le damos de comer a nuestro gato? Pienso evidentemente, de la mejor calidad posible, que apenas contenga cereales y que nos ofrezca garantías de calidad. Si queremos, podemos de vez en cuando, darle comida húmeda, siempre y cuando tengamos claro que su comida principal es el pienso.

¡Hasta la próxima! ¡Un saludo salvaje!

0 comentarios:

Publicar un comentario