CACHORRO, JOVEN O ADULTO

Saludos amigos. Siempre que se adopta un animal surge la misma pregunta. Claro está que los cachorros son unas bolitas peludas a las que difícilmente uno puede resistirse ¡Maldita sea! ¡No se puede ser tan adorable! No obstante, que no cunda el pánico, hay que valorar todas las opciones.

Un cachorro provoca de media el doble de gasto que un perro/gato joven o adulto. Estamos hablando de vacunas, tratamientos, comida específica, más visitas al veterinario etc. Además del coste añadido, un cachorro tiene todas las pautas de comportamiento todavía por aprender y, ¿adivinas quién tiene que ser su maestro/a? Pues sí, tu mismo. A no ser que quieras que el animal crezca sin ninguna educación... lo cual te dará más de un quebradero de cabeza.



Un animal joven/ adulto ya ha pasado la etapa de cachorro, por lo que los inconvenientes antes mencionados ya no existen. No pienses que le queda menos tiempo de vida, porque si te paras a pensar el tiempo es relativo.... vamos te dejo unos minutos para que reflexiones... 



Exacto, a nadie nos garantizan nuestro tiempo, por lo que el tiempo que disfrutes al lado de tu mascota... ¡solo tienes que disfrutarlo! Si por desgracia el animal se va antes de lo esperado, no has de sentir pena pues es una vida que, si no hubiera sido por ti, no hubiera conocido la felicidad. 

En honor a la verdad, hay que decir que un perro/gato anciano también puede acarrear algún gasto extra, pero lo que transmite este tipo de animales es digno de ser experimentado. Por lo tanto, antes de adoptar a un animal por su "edad", piensa bien en tus posibilidades y en las consecuencias de tus actos.




¡Hasta la próxima! ¡Un saludo salvaje!

0 comentarios:

Publicar un comentario