LA NIÑERA GATUNA

Saludos amig@s. En un zoo de Rusia ha ocurrido un suceso entrañable. Una gata, de dieciséis años de edad, ha adoptado a una cría de mono ardilla que fue rechazada por su madre al nacer.


La directora del zoológico de Tiemén decidió adoptarlo porque no confiaba en que el pequeño primate pudiera sobrevivir solo y, su mascota, una gata,  se ha hecho su amiga inseparable. "El mono no ha mostrado agresividad pero empieza a estar cansado", ha asegurado la dueña del felino. En un mes, el animal será devuelto al zoo para que crezca con los de su especie.


¡Un saludo salvaje!

0 comentarios:

Publicar un comentario