PREPARANDO LA CASA PARA LA LLEGADA DEL GATO: SEGURIDAD

Saludos amigos. Después de la reflexión que supone adoptar un animal, el siguiente punto que te planteas es, ¿cómo se va a adaptar al hogar un gato, cuya existencia se desarrollará entre los muros de mi casa? 

Una de las múltiples respuestas a esta pregunta, ha de ser necesariamente que el gato esté seguro. Es como cuando tienes un bebé, todo te parece un peligro potencial y acabas atacado de los nervios. Enchufes, cables, objetos que se puedan caer fácilmente, productos químicos, etc. En cualquier sitio puede haber un peligro y más si tenemos en cuenta que los bigotudos son posiblemente el animal más curioso del planeta.

1º Riesgos eléctricos: En mi caso, he tratado de que los cables y conducciones eléctricas estén lo más ocultas posible. Existen canaletas o tuberías de plástico que son muy útiles para ocultar estos elementos. Otra opción que estoy investigando son los protectores de regletas eléctricas, muy comunes para enchufar varios aparatos en un mismo enchufe. 
 2º Riesgos por desprendimientos: Como doy por hecho de que el gato se subirá donde le apetezca, me he cerciorado de que toda la decoración de mi hogar sea robusta y difícil de hacer añicos. Evidentemente, todo lo delicado debe estar en vitrinas o estanterías donde sea imposible que el gato acceda.

3º Riesgo químico: Evitar este riesgo es tan simple como guardar en un armario o similar todos los productos químicos. También puedes plantearte restringir el acceso al gato a algunas habitaciones, donde puedan darse uno o varios de los riesgos anteriores.

4º Riesgo de caídas: Cuando hace frío no hay mucho problema porque las ventanas están cerradas, pero si las abres sería conveniente tener mosquiteras.

Y ante todo sentido común y vigilancia. Estoy seguro de que esta lista puede ser mucho más larga y con la llegada del felino a mi hogar se me ocurrirán muchas más cosas.

Ya os iré contando.

¡Un saludo salvaje!

0 comentarios:

Publicar un comentario